¿Redes neuronales? ¿Eso es todo?

Las redes neuronales, hoy por hoy, son algo novedoso que se está implementando dentro del ordenador de consumo gracias a la biomimética. Por qué copiar a la naturaleza y tratar de emular a nuestro cerebro con neuronas de rata de laboratorio y no encaminarse en otras vías.
El asunto que expondre más bien es totalmente funcional en coches eléctricos no contaminantes que en tecnología para el pc.
Todos los que hemos sido estudiantes hemos aprendido que los átomos están constituidos por protones y neutrones, y orbitanto alrededor del núcleo electrones. Sabemos que al separar un electron de su capa produce una reacción exotérmica. Esto está muy bien para coches eléctricos dotados de un motor térmico.
¿Pero qué tiene que ver todo esto con los ordenadores? Un gas noble tiene ocho electrones en su última capa. Si bien se enumeran y se les da un valor entre 0 y 7. Tenemos un e-byte. El átomo mediante un enlace covalente tratará de completar la capa más electronegativa (la última) uniéndose a un átomo con 1 electrón en su ultima capa como es el caso del Hidrógeno. Pudiendo enumerar los átomos con un sofisticado equipo de medición podremos tener una barra teórica con ocho electrones conmutadores. Si existe un electrón (e0 - e7) en su posición relativa dentro de la órbita, significará que el e-bit está on y si no existe a off.
Podemos utilizar cualquier gas noble (8 electrones en su última capa). Y otro de un electrón en su última capa, como lo es el hidrógeno. Bombardeando el átomo (habría que idear un acelerador de partículas pequeño) Le quitamos a cada nuevo átomo (átomo formateado o virgen) mediante un electron y por medio del bombardeo selectivo del átomo (ojo, se generan temperaturas de hasta 3.000 grados centígrados) le vamos quitanto electrones y luego le agregamos electrones de Hidrógeno de modo que quede una cadena compuesta por los electrones que hay en la última capa junto con los átomos agregados. No importa que los átomos del gas noble se transformen en compuestos no metátilos. Lo que importa es la agrupación de electrones en la corteza del átomo. Por ejemplo un átomo traducido en un Byte (e-Byte) sería como sigue. El número 127 (facilito) lo vamos a inicializarlo con tantos huecos en la órbita. La codificación en binario de 127 es 01111111 (TECNECIO - radioactivo, pero eso ahora es indiferente). Ahora, por cada "1" -un hueco en la orbita más electronegativa-, le añadimos un átomo de Hidrógeno. La configuración electrónica es la siguiente 0111111 ó
HH
// \\
HH Tc HH
\\ //
H0

Lo bueno que tiene esta tecnología es que los átomos son elementos muy pequeños y que el gas noble (Helio, Neon, Argon, Krypton, Xenon y Radon (Rádioactivo como el tecnecio; menuda bomba de PC) suele ser barato en precio. Pensemos en los payasos que inflan globos con Helio o los zepellines, etc.

Las ventajas son que las memorias se cargan pero no se descargan con un apagón (adios SAI's) y el reducido coste para un microprocesador.
Las dos principales incógnitas son qué hacer con los 2477 K grados y con el acelerador de partículas...

Bueno y ya en otro estilo grafológico técnico, me gustaría saber que os ha parecido el artículo. Acepto correcciones y sugerencias.

josefern

Comentarios

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
Imagen de magmax

Intrigado.

Me tienes totalmente intrigado. Por favor, continúa el artículo, ya que me parece interesante pero de momento no veo la conexión entre las redes neuronales y la bio-computación Eye-wink

Miguel Ángel García
http://magmax.org