La in-justicia francesa...

Hola buenas... os voy a comentar un hecho (preocupante, para mi) que ha sucedido recientemente en Francia:

Trata sobre tal Guillaume T. (investigador francés en biología molecular, desarrolla su trabajo en el departamento de Genética de la Universidad de Harvard y en el Hospital General de Massachusetts... ahí es nada el pavo) y que tiene por alias "Guillermito" (abuelos españoles). Resulta que tiene un blog donde publicaba bugs que él mismo iba encontrando por ahí. Un día publicó un estudio sobre la seguridad de una herramienta antivirus llamada Viguard (de Tegam Internacional) y que se anunciaba como 100% segura. Demostró con ejemplos prácticos y varios virus conocidos que esto no era cierto. Es decir, Tegam mentía en su publicidad... todos a por Tegam... no?... pues no... Tegam lanzó una gran capaña de marketing contra Guillermito tachándolo de "terrorista informático" y finalmente denunció a Guillaume T. por "falsificación de programas informáticos y ocultación de estos delitos". Lo más sorprendente: ganaron el juicio y Guillaume perdió la apelación. Ahora el pobre hombre tiene que pagar una multa de 14.300 euros (la compañía pedía 900.000 en concepto de pérdidas). Afortunadamente se ha iniciado una campaña de donaciones mediante paypal para ayudar a "Guillermito" a "comprar un antivirus nuevo" (en Francia esta prohibido solicitar dinero para pagar una multa) con la que llevan recaudado la mitad de la multa. Si queréis colaborar: http://www.guillermito2.net/index-tmp.html

Esperemos que noticias como ésta no se vuelvan a repetir y podamos confiar en la "justicia"...

Comentarios

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
Imagen de david.villa

Mala idea

Dar publicidad a los errores de una empresa o poner de manifiesto que está tomando el pelo a sus clientes no les suele hacer mucha gracia. Si además se te ocurre la mala idea de aportar pruebas y esas pruebas incluyen el procedimiento para poner de manifiesto el error, o peor aún, un trozo de código, amigo tienes un problema. Se dice que los de Redmond reclaman los errores de sus programas como propiedad industrial y denuncian su publicidad como un delito de revelación de secretos (hay que tener jeta).

Desde el punto de vista legal, todo eso es trabajo de un perito, de la policía científica o la brigrada de delitos informáticos. Si se te ocurre sumar dos más dos por tu cuenta (aunque sea tu profesión) automáticamente eres un “ciberterrorista”. Así que tienes varias opciones:

  • No lo hagas
  • Si lo haces, no pongas tu nombre
  • Si pones tu nombre, quéjate (con moderación) pero no aportes pruebas
  • Si aportas pruebas hazlo en un tribunal, previa demanda a la empresa, no antes.

Es decir, calla la boca chiquitín, que la libertad de expresión queda muy bien en la Constitución, pero no fuerces la máquina a ver si te va a caer una “tormenta de hostias” como el que no quiere la cosa.

No soy portavoz de ningún colectivo, grupo o facción. Mi opinión es personal e intransferible.