Pollo a la piña con queso

:: cocina

Ficha

  • Tiempo: 30-45 minutos.
  • Dificultad: Novato total
  • Coste : 10 euros
  • Comensales: Depende de las pechugas que quepan en la fuente del horno. 1 pechuga de pollo por cabeza si es grande, si no, poner dos o 3.

Materiales

  • Una sartén
  • Horno
  • Fuente de cristal (o de otro material) para el horno

Ingredientes

  • Pechugas de pollo
  • 2 o 3 cebollas (o las necesarias para hacer una cama de cebolla en la fuente del horno)
  • Aceite de oliva
  • Piña en su jugo (nada de piña en almibar)
  • Tranchetes o alguna marca similar, la de mercadona está bien.
  • Opcional: sal.

Preparación

  1. Lo primero es freir la cebolla, si te gusta la cebolla pon grandes cantidades, no escatimes en esto porque no se va a notar. Necesitas freir la cantidad de cebolla suficiente o más para hacer una cama de cebolla en la fuente del horno que usarás luego. El espesor de la cama de cebolla depende del gusto, pero que al menos todo el fondo esté tapado. La cebolla debería quedar transparente. Cuando esté lista, extiéndela (sin el aceite) sobre la fondo de la fuente del horno. Pon el horno a precalentar a 200ºC y así estará caliente cuando termines todo el proceso.
  2. Una vez que se tiene la cama de cebolla, es hora de colocar las pechuchas de pollo encima de la cebolla. Si son pechugas muy gordas córtalas por la mitad para que puedas sacar dos filetes. Rellena la fuente de pechugas de pollo hasta rellenar toda la fuente pero ponlas una al lado de la otra, no las pongas encima porque entonces pierde la gracia.
  3. Ahora es el momento de poner la piña en su jugo sobre las pechugas de pollo, si cortas cada rodaja de piña por la mitad deberías poder cubrir más o menos una pechuga de pollo colocándolas como si fuese una S. Repite la operación con cada pechuga hasta que todas tengan su piña.
  4. Cubre todo con los cuadrados de queso, con una capa de queso es suficiente.
  5. Mete la fuente con los ingredientes en el horno a 180ºC y espera hasta que el queso empiece a ponerse marrón, cuando esto suceda ya estará listo.

Comentarios

La idea de este plato es que cada comensal coja una pechuga (o más) con la pila de ingredientes cebolla, pollo, piña y queso. Espera a que se enfríe un poco porque la piña guarda mucho el calor.

En principio esta receta no necesita sal, pero si una vez que la hagas la echas en falta añádela a las pechugas antes de meterlas al horno.